Amanita vernga (el hombre seta)

2

Foto extraída de cestaysetas.com

Descripción:

Su sombrero es tipo bombín. No confundir con el de Chaplin, el suyo es más de payaso.

Aunque al principio te pueda seducir su olor herbal, su olor real es a harina húmeda. No te dejes engañar.

Su carne es blanca y fibrosa. Puede parecer apetitosa y comestible, pero es altamente tóxica.

Su aspecto en general lleva a confusión (se puede confundir con un rico champiñón), pero no merece la pena su degustación. Demasiado riesgo habiendo tanta seta en el mercado. El plato podría resultar delicioso, pero la muerte no lo sería tanto.

Guarda tu corazón de él, que no merece de tu sazón.

Y… después de escribir esto me han entrado ganas de setas, pero de las buenas buenas, de las que no hacen daño a la tripa, ni provocan dolor de cabeza ni paros cardíacos. Así que os comparto uno de mis platos favoritos, las croquetas de boletus.

¡Buen día!

El corazón que recuperó la visión

18447085_1016326261832081_8986943411889708988_n

Su corazón ciego se apuntó a la ONCE y jugaba con sus propios rascas.

Se le gastó la moneda antes de encontrar el premio…

¿O será que no lo vio?

Sigue jugando.

Y cuando POR FIN se cura la ceguera, resulta que la luz hace daño.

Y hace llorar. Pero al menos ve.

Y ya no necesita seguir rascando ni jugando.

Y se busca otro trabajo. Y sonríe. Y se acostumbra a la luz.

Y aunque a veces siga doliendo ahora es todo más de puta madre, porque, joder,

más afligía tropezar una y otra vez.